Sin categoría

Oumo consigue ver a su hijo por videoconferencia, pero su reunificación familiar se retrasa

Oumo consigue ver a su hijo por videoconferencia, pero su reunificación familiar se retrasa

AMAYA LARRAÑETA

Oumo quiere recuperar a su hijo

Hace escasos días que Oumo ha podido volver a ver a su hijo Abdramane, de 4 años. Pero fue a través de la cámara de un teléfono móvil. Cuentan que el niño la reconoció desde el primer momento, si bien tienen dificultades para comprenderse ya que el menor, que lleva siete meses tutelado por el Estado español, ha perdido su lengua materna y se comunica solo en castellano.

Oumo y su hijo llegaron en pateras diferentes a territorio español. Primero lo hizo el pequeño en una embarcación junto a su tía y varios inmigrantes más. Desde su llegada, el 23 de marzo, ha permanecido en un centro de menores de Melilla. En mayo fue rescatada la patera en la que viajaba su madre, quien fue acogida en un servicio para mujeres inmigrantes en situación irregular en Jerez de la Frontera (Cádiz). 

La mujer de Costa de Marfil lleva más de medio año reivindicando la reunificación familiar con su hijo o, cuando menos, contacto telefónico con el menor, para no romper el vínculo, una medida que el España solo ha autorizado hace unos días y después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) le instara a facilitar la reunión y a permitir contactos mientras se resolvía el proceso administrativo.

La organización Women’s Link, que defiende a Oumo en su batalla administrativa y judicial por recuperar a su hijo, fue la que elevó el caso al TEDH, que pidió a su vez al Ejecutivo español que detallara el caso de esta madre y su hijo y que permitiera “medidas provisionales para que la madre pueda visitar o hablar por teléfono con su hijo” mientras se practica la prueba de ADN.

La decisión de de permitir el contacto telefónico se tomó justamente un día después de que el Tribunal europeo lo solicitara, cuando el servicio de menores de Melilla le enseñó por primera vez al niño una foto de la madre y tras ver su reacción positiva, señala Women’s Link. La organización critica que no hayan servido los documentos que previamente habían hecho llegar a la administración ni la “onerosa” prueba de ADN en laboratorio autorizado, antes del requerimiento del Tribunal para permitir los primeros contactos entre madre e hijo.

El tribunal, con sede en Estrasburgo, solicitó a España que antes del 26 de octubre explicara qué acciones se habían llevado a cabo para determinar la filiación del menor y llevar a cabo la reunificación. También preguntaba si las autoridades habían decidido alguna medida provisional, como el contacto telefónico, para proteger los derechos del menor y evitar su desamparo durante el proceso legal.

El relato de la Abogacía General del Estado en su respuesta al TEDH detalla que el menor está siendo convenientemente cuidado por los servicios públicos, en una residencia donde aprende español y se ha adaptado bien a sus compañeros y cuidadores. Admite el Estado que recibió la solicitud de reunificación de la madre con varias “fotografías dudosas” y documentos “poco fiables”. Señala también que Oumo envió un test de ADN que no se podía admitir por no se haberse realizado en el departamento oficial con convenio, la Universidad de Granada. Acusa el Estado a Oumo de retrasar además el envío de muestras de sangre, que finalmente llegan el 25 de septiembre. Sin embargo, más de un mes después, todavía no tiene la Administración el resultado de los análisis, tal y como reconoce al Tribunal.

El Estado también considera que el menor no ha podido recibir la visita de su madre porque ambos residen en ciudades diferentes y que la madre, Oumo, no ha querido instalarse en Melilla. En este sentido, Women’s Link contesta al Tribunal que la mujer se encuentra aún en situación administrativa irregular, sin permiso de residencia, lo que le imposibilita llegar a Melilla. A juicio de esta ONG, España está vulnerando los derechos del niño al mantener separados a madre e hijo contra su voluntad, un hecho que califica de “cruel, inhumano y degradante”.

Women’s Link, en su último escrito al Tribunal Europeo de Derechos Humanos le pide que presione para la reunificación en el corto plazo y que solicite a España “un estudio interdisciplinar sobre el grado de afectación producido por la separación en Abdramane y su madre, que tenga en cuenta las formas efectivas de solventarlas, mientras el Estado resuelve el tema de la separación física”.

Source: Noticias 20

Written By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nueve − Nueve =