Sin categoría

Una campaña alerta de las 4.400 toneladas de desechos que se tiran cada año al inodoro

Una campaña alerta de las 4.400 toneladas de desechos que se tiran cada año al inodoro

MARINA LOPERENA

  • La campaña se llevará a cabo en Santa Coloma de Gramanet, Badalona, el distrito de Sant Andreu y el de Sant Martí de Barcelona.
  • Con el impulso de Aigües de Barcelona, se pondrá en marcha el próximo 20 de noviembre.
  • 8 de cada 10 servicios de limpieza de cañerías están producido por atascos provocados por toallitas.

Toallitas húmedas en una depuradora.

El 20 de noviembre empieza la segunda fase de la campaña ‘Stop tovalloletes al vàter en los municipios en los cuales sus aguas residuales van a la depuradora del Besòs (EDAR): Santa Coloma de Gramanet, Badalona i los distritos de Sant Andreu i Sant Martí de Barcelona.

El proyecto pretende concienciar a la ciudadanía para conseguir reducir el número de toallitas que llegan a las depuradoras. La campaña dará el pistoletazo de salida en el mercado Sagarra del centro de Sant Andreu y medirá su eficacia analizando la disminución de este residuo en la depuradora basándose en los kilos de basura retirada del siste, la cantidad de averías y el impacto económico de las averías

Esta acción se lleva a cabo despúes de que con la primera fase de la campaña, se llegase a reducir cerca de un 2,5% del número de toallitas abocadas. La actuación se produjo en los 5 municipios que hacen llegar las aguas residuales en la depuradora de Viladecans  (Viladecans Castelldefels, Gavà Sant Climent de Llobregat y Sant Boi de Llobregat).

En rueda de prensa, el director general de Aigües de Barcelona, Ignacio Escudero, ha remarcado este martes que, cada año, 4.400 toneladas de kilos de desechos son abocados en los váteres de los 36 municipios de la área metropolitana de Barcelona. “Para que nos hagamos una idea, con esta cantidad podríamos llenar el Camp Nou” ha declarado. Escudero ha querido subrayar que “vendría a ser alrededor de 1 kilo y medio por habitante”.

De hecho, 8 de cada 10 servicios de limpieza de cañerías son por atascos provocados por toallitas húmedas. Esto supone por lo menos 300 euros de reparación para las comunidades de vecinos. 

Consecuencias medioambientales

Las toallitas húmedas están echas de fibras muy resistentes, y aunque en los envases indique que son biodegradables, “el problema es que tardan mucho a deshacerse. Las toallitas circulan por las cañerías y se pegan las unas con las otras, creando así una masa” ha comentado el director de la zona de Besòs de Aigües de Barcelona, Eduard Bosch. “En caso de lluvias, el sistema de alcantarillado sufre desbordamientos de agua residual junto con toallitas en el mar”.

Source: Noticias 20

Written By

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =